Programas de alto impacto para transformar vidas y negocios

“Vivir del coaching” ha nacido para convertirse en el portal de referencia a nivel mundial en español de todos los coaches profesionales (que viven de su profesión) o que quieren profesionalizarse, y están comenzando su actividad, para aprender como hacerlo, que puedan formarse, y tener recursos y herramientas a su alcance para facilitar el camino y que éste se convierta en una aventura apasionante, rentable y que contribuya de verdad respecto a los demás.

Aunque en el mundo anglosajón el área de profesionalizarse (como obtener clientes, aplicar el marketing a la gestión, emprender como coaches, como trabajar la marca personal, etc) está perfectamente cubierta por multitud de cursos, empresas que se dedican a esto, materiales, libros, audios, videos, etc, pues se hallan claramente orientados al logro, en el mundo hispano esto no es así. Hay mucha formación de coaching a nivel metodológico, alguna de ella de extraordinaria calidad, pero se queda en eso: en qué es el coaching (filosofía) y cómo se practica (metodología, herramientas).

¿Y donde está la tercera pata del taburete? Sin esta pata, el taburete se cae. Porque para hacer coaching, hacen falta…

CLIENTES. Y hacemos coaching, para contribuir, para facilitar que el cliente logre sus objetivos, para disfrutar, pero muchos de nosotros (no sé tú) también pretendemos que se convierta en nuestra profesión, o lo que es lo mismo: poder pagar mis facturas, mi hipoteca, el coche, las vacaciones, el colegio o guardería de tus hijos si los tienes, tus hobbies, tus caprichos, tus vacaciones, tus cursos (anda que no se nos va dinero haciendo cursos, ¿verdad?) con el dinero que ingreso gracias al coaching.

Nos merecemos calidad de vida, y con el coaching como actividad profesional se puede lograr, y muy bien. Ya hay coaches que viven de su profesión muy bien. La diferencia entre esos coaches y tú posiblemente es que han contado o con información, experiencia, o actitudes, o una mezlca de todas, que hoy a ti todavía te falta. Y ESO ES LO QUE MARCA LA DIFERENCIA ENTRE LOGRAR EL SUEÑO DE QUE EL COACHING SEA TU PROFESIÓN, Y VIVAS CON CALIDAD DE VIDA, Y EL QUE NO LO LOGRES. Porque ha fecha de hoy te faltan cosas para lograrlo plenamente: o información, herramientas, o algunas de las actitudes básicas para emprender, o liberarte de tus miedos, o transformar tus creencias…

¿Sabés cual es tu target, o lo que es lo mismo, tu público idoneo?

¿Sabés como llegar a ellos?

¿Sabés cual es tu valor añadido, que es lo que aportas diferencialmente con respecto a otros (lo tienes definido claramente)?

¿Sabrías dar tu definición propia de coaching en menos de 30 segundos sin pensarla?

¿Sabes posicionar tu marca personal y hacer crecer tu reputación?

¿Sabés llegar a los medios?

¿Sabés qué tarifas poner a tus servicios, y porqué?

¿Sabrías como conseguir clientes en las próximas dos semanas?

¿Sabés como trabajar tu red de contactos de una manera productiva, eficiente y profesional?

¿Sabés como sacar rendimiento a internet para promover tu negocio?

Y ahora, si todo esto lo supieras. ¿LO ESTÁS HACIENDO? Porque no basta con saberlo, hay que ponerlo en práctica. Y aquí entran los miedos, la propia autovaloración de si podemos o no, cuanto cuesta nuestro trabajo, movernos en la incertidumbre con soltura, saber esperar o no…

La verdad es que estoy harto de ver como magníficos coaches, tanto a nivel de coaching ejecutivo como personal, tiran la toalla porque o no saben lo básico para emprender con éxito, o no se atreven, o creen que después de dejarse mucho dinero, tiempo y energía en cursos para formarse, creen que los coachees van a llamarles a la puerta según decidan ellos. A lo mejor es que hace falta hacer otro curso, para coger más herramientas de coaching, más metodología, mas….. seguridad en uno mismo, que es lo que se busca en general a partir del segundo curso. Pero la seguridad en uno mismo se adquiere haciendo coaching, y no de prácticas, sino de pago. Porque no tiene nada que ver una sesión de práctica con una donde hay un cliente real que te está pagando por ello. Aquí es donde se adquiere la seguridad que andamos buscando siempre: . HACIENDO COACHING REAL. Y para que esto se de, necesitamos CLIENTES.

Así que si eres de los pocos que está dispuesto a tomarte en serio la profesión de coaching, y esto implica informarse, formarse, esforzarse, aprender, invertir dinero y tiempo en este area, seguro que te conviertes en un coach próspero, exitoso (contigo mismo y con los demás), y con la calidad de vida que te mereces.

Por eso, estamos orgullosos de ser el punto de encuentro de los coaches que se lo toman en serio, los coaches de verdad, los que son buenos coaches haciendo coaching, y además aportan al mundo su labor a través de su acción, de sus clientes y de su prosperidad. Esto es coaching, señoras y señores. El resto, es un mero ejercicio intelectual.

¡Te damos la bienvenida!

¡Suscríbete a nuestra lista!

Y llévate gratis el informe digital: "Los 10 errores más frecuentes cuando montas tu negocio de coaching"
Suscribirme